Reconstrucción de un antiguo edificio de apartamentos – Ejemplos y problemas de reconstrucción

Reconstrucción de un antiguo edificio de apartamentos – Ejemplos y problemas de reconstrucción

 

Cuando tienes que rehabilitar un edificio antiguo es posibe que nos encontremos con sorpresas desagradables una vez empecemos la rehabilitación. Los que llamamos habitualmente “vicios ocultos”. Como nosotros ya hemos pasado por ello varias veces, os vamos a dejar unos consejos:

  1. Averigüe todo lo que pueda sobre la propiedad antes de comprar

    Muchas veces compramos por amor a primera vista (o quizás a segunda vista). Me acuerdo de unos clientes que tras los pasos iniciales para construir una casa nueva, llegando incluso a elegir el terreno y los planos, algo no les acabó de encajar, esperaron y siguieron buscando, y al final se enamoraron de un viejo local comercial con cierto aire vintage en el Borne. Pero desde el principio, la propiedad presentó sus propios desafíos.

  2. Centrarse en lo positivo, pero presupuestar un poco más

    Cuando trabaje con un edificio antiguo, habrá problemas inesperados y gastos inesperados. Un poco de positividad ayuda mucho, pero también lo hace un poco de presupuesto extra.

    Una gran ventaja/debilidad de la personalidad (dependiendo del momento) que tengo es que soy incapaz de ver las cosas malas en una situación. Quiero decir, los veo, pero también veo lo bueno, y lo bueno tiene mucho más peso. Con el local, sabía que iba a ser difícil y a veces imposible, pero me encantaba demasiado como para rendirme. Para emprender un proyecto como este, tienes que ser capaz de no entrar en pánico en cada momento, porque habrá tantas cosas que surjan. Creo que tienes que ser lo suficientemente estable financieramente para que cuando surjan las cosas, seas capaz de seguir adelante con ello. Tuvimos que hacer regatas para la plomería y no teníamos idea de que el espesor  era 4 veces mayor que el normal. Terminó siendo mucho más de lo que habíamos previsto.

  3. Prepárese para (y tal vez incluso abrazar) lo inesperado

    Las peculiaridades de un edificio antiguo pueden representar como decíamos problemas de presupuesto inesperados, pero también son parte de la razón para jugar.  El cliente trato de mantener el sentido del humor acerca de las características más inusuales de su hogar, incluso cuando el proyecto sea bastante más complicado de lo que se había previsto originalmente.

    Tenemos un término para todas las cosas torpes, ridículas e imprevistas que salen mal, como descubrir que ninguna de las paredes está recta, o que el piso es 3.5″ más bajo en una parte del edificio, o que la ventana que pensábamos que podíamos abrir fácilmente cortando una pared, en realidad tiene que pasar a través de una viga de acero y un bloque de cemento, o que la tubería del alcantarillado que se suponía que iba a correr paralela a lo largo del edificio lo hace, a sólo 15 metros a la derecha y a través del camino de entrada de nuestros vecinos. ¿Sigo? Creo que es crítico tener un sentido del humor en todo esto y darse cuenta de que si uno quiere una casa perfecta, un edificio viejo nunca lo será. Acéptalo!  Por eso me encantan los edificios antiguos con ventanas desniveladas, suelos inclinados y ladrillos imperfectos, porque eso es algo que no se puede falsificar.

  4. Prepárate para ensuciarte un poco

    Este puede ser el típico día de trabajo cuando te dedicas a la rehabilitación: polvo, polvo y más polvo. No apto para asmáticos y débiles de corazón.

    Terminamos todo el sistema eléctrico, pedimos las ventanas nuevas  y construimos una cerca en el patio trasero. Finalizamos con éxito el diseño de la cocina y el diseño del salón, preparamos todo el trabajo de fontanería para que el fontanero pudiera comenzar al día siguiente y empezamos a restaurar las puertas viejas: decapar, lijar y volver a lijar y dejarlas preparadas para barnizar.  He estado en la Plataforma de la construcción 3 veces y probablemente volveré antes de la hora de la cena.

  5. Hazlo por amor, no por dinero

    Inicialmente, comprar un edificio antiguo puede parecer un ahorro de costos, pero cuando sumas todo, la restauración y la propiedad más antigua pueden resultar tan costosas o incluso más costosas que comprar una nueva. Si lo haces, no lo hagas por ahorrarte dinero: házlo porque está buscando una casa que sea verdaderamente única.

    Asegúrate de hacerlo porque te encantan los edificios antiguos, no porque quieras ahorrarte dinero. Cuando todo este terminado, habrá muchas posibilidades de que el coste por metro cuadrado sea más alto por la restauración que para una nueva construcción. Sepa que habrá contratiempos durante todo el camino y prepárese para convivir con ellos y sortearlos con buen humor. Sin embargo, una vez terminado el resultado es de lo más gratificante. Los edificios antiguos tienen algo especial que una construcción nueva nunca tendrá.

 

Compartir post:

Deja un comentario

Your email is safe with us.